Archivo para la categoría "Homofobia"

La Voz de Galicia- Reseña de Tomás Fábregas por Jose Carlos Alonso   Leave a comment

2013-11-11- La Voz de Galicia- Reseña de Tomás Fábregas por Jose Carlos Alonso 12013-11-11- La Voz de Galicia- Reseña de Tomás Fábregas por Jose Carlos Alonso 2

Anuncios

Liz Taylor – Cine gay – iglesia baptista de Westboro   Leave a comment

 

         LIZ Y EL “HOMOSEXUALISMO”

 

–         “La gata sobre el tejado de zinc”

–         “Reflejos en un ojo dorado”

–         “De repente, el último verano”

–         “¿Quién teme a Virginia Wolf?” 

 

         Pocas más películas se han dado estos días como referencia de la gran filmografía de Liz Taylor y ¿qué tienen las anteriores en común? la temática homosexual. Algunos se sorprenderán y pensarán que estoy equivocado. Algunos pensarán que, por ejemplo, Paul Newman interpretó el papel de un impotente en “La gata…”. Mentira, el papel era el de un gay “incapaz” por armarizado. El caso es que, por el momento en que se rodó, la película se vio obligada a ser poliédrica y presentar la historia mentida (hetero) y la verdadera (la gay) para que la gente hetero la viese en clave hetero y los gays en clave gay. Tanto y más pasa con “De repente….”.

 

Tan ligada ha estado la vida y obra de Liz Taylor a los derechos de los homosexuales que el integrismo cristiano (iglesia baptista de Westboro) ha afilado las uñas para humillarla en su propio funeral. Liz en nuestra memoria y en nuestro corazón: los cristianos baptistas, en la mierda que sale por nuestro culo.

Publicado marzo 30, 2011 por futbolgay en Heroes, Homofobia, Liz Taylor

Muere Liz Taylor – Rock Hudson – Montgomery Clift – Paul Newman – Michael Jackson – Elton John – James Dean   Leave a comment

 

 

         Ya lo habéis visto. Mejor dicho, “ya NO lo habéis visto”.

(Imágenes ampliables) 

         Murió Liz Taylor y en todos los periódicos de la ciudad se han impreso páginas y más páginas de la historia de esta mujer, pero no sólo de su obra cinematográfica sino también de su labor social en su lucha contra el sida y las discriminaciones que esta enfermedad deparó a sus víctimas.

 

         En particular se ha recordado su incondicional apoyo a Rock Hudson, seropositivo y gay, cuando por cualquiera de estas dos circunstancias te convertían en un apestado social. Cesar Casal en “La Voz de Galicia” dedica su colaboración periodística a glosar el beso de Liz a Rock.

 

         También se reseña su paso por España para recoger el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1992.

 

         Pero ¡qué curioso! Liz también besó al gay seropositivo y coruñés Tomás Fábregas. Fue un beso contestatario, revolucionario, de protesta y amenaza al mismísimo presidente de los Estados Unidos (más información a lo largo del blog, congreso de Amsterdam). Nada se dice de ello en la prensa coruñesa (supongo que en otros medios tampoco). Y ¡qué curioso! El Premio Principe de Asturias se lo dan sólo 3 meses después del beso a este coruñés. Seguramente no se hizo ni la más mínima referencia al respecto (desde luego ahora no la encuentro) pero, a quien le extraña, ¿a qué rememorar a un gallego gay de la homófoba Galicia? ¿a qué rememorar a un hombre al que hasta su propia familia quiere olvidar? ¿Y qué más da que ese beso hubiese sido recogido por los medios internacionales de comunicación?

 

         El pleno del ayuntamiento ha aprobado que una calle lleve el nombre de este coruñés pero mucho me temo que ha sido más para quitarse de encima el tostón del colectivo Milhomes que por verdadero conocimiento de la grandeza de Tomás.

 

         Lo patético del caso sería pensar que sólo quien esto escribe tiene constancia material, en toda la ciudad, de que este beso se produjo. No deja de ser curiosa la manera de llegar a ese dato. Se presentaba en el paraninfo de la Universidad de A Coruña el libro “Elisa e Marcela: Alén dos homes”. Libro que narra la historia de las dos mujeres que se habían casado en A Coruña en 1901. Hasta ese día el único valedor de su causa había sido el colectivo gay “Milhomes” y de manera muy especial en el colectivo, quien esto escribe. Conocedores los programadores del acto de mi carácter contestatario y nada adulador del poder, se me notificó que no estaría en el estrado pero que, si acudía como público, se haría mención de mi presencia y se me dejaría hablar. Y a mí que me da lo mismo parlamentar con birrete que desde lo alto de un gallinero, largué lo mío. Y largué lo suficiente para para descubrir realidades que los allí presentes ignoraban, en particular Cathryn Tesley, una mujer nacida en San Francisco (ciudad donde Tomás realizó su gran labor) y que era, en ese momento, profesora asociada de la universidad coruñesa. Supe buceando en internet que existía un fondo documental sobre Tomás en San Francisco y ahí tenéis a Cathryn movilizando a sus padres en Estados Unidos para que fuesen a consultarlo, hiciesen copia de la documentación que se pudiese y la remitiesen a Coruña. Así es como llega a mis manos la imagen (un tanto cutre por las circunstancias) de la imagen de Lyz y Tomás. Esta instantánea también había sido publicada por El País en España pero el pié de foto no identificaba a Tomás por lo que yo no podía asegurar que fuese él. Así que ya veis, un puto pringao, una mariposa que aletea en A Coruña, es capaz de provocar acontecimientos a 8.000 kilómetros de distancia. ¡Qué no podrían haber hecho nuestras autoridades municipales si realmente les hubiese interesado el tema y hubiesen movido el culo!

 

         Sigo, ¿y la familia de Tomás? Mal, gracias. Mal como siempre. He tardado en escribir esta noticia esperando que en los periódicos apareciese alguna reseña firmada por ellos en la que, de manera póstuma, se agradeciese a esta mujer haber devuelto la dignidad robada a los gays y a los seropositivos. Nada de nada.

 

         ¿Y qué nos traslada la prensa de la historia cinematográfica de Liz? Pues, prácticamente una retrospectiva de filmografía lgtb. No se puede entender a Liz sin los directores gays, sin los actores gays, sin los temas homosexuales. Claro, todo como se hacía en aquellos tiempos, muy censurado, muy disimulado, muy “maquis”.

HOMOFOBIA Y SIDAFOBIA QUE NO CESA   Leave a comment

Y DICEN QUE ESTADOS UNIDOS ES EL PAÍS DE LAS LIBERTADES….

Publicado febrero 12, 2011 por futbolgay en AIDS, Homofobia, Homosexuales

PEDRO Y YO. (JUDD WINICK) – Astiberri Ediciones – Bilbao – Pedro Zamora   Leave a comment

 

VASCOS TENÍAN QUE SER.

Vasco (de derechas) es el político que desató la vorágine que llevó a la aprobación de la ley de matrimonio homosexual. Se llama Ángel Cuerda y era, en aquel momento, alcalde de Vitoria. Decidió abrir el primer Registro Municipal de Parejas que incluía a las homosexuales. Tras éste vinieron muchos otros ayuntamientos. Tras ello la primera Comunidad Autónoma a la que siguieron unas cuantas más para que, al final, la normativa alcanzase a todo el país.

Galicia y Coruña de manera especial, siempre a la cola.

Por eso no es raro que sea una editorial del País Vasco la que aborda la tarea de presentar en castellano la edición del cómic “Pedro y yo”, un cómic que debería haber patrocinado la ciudad de A Coruña porque donde pone “Pedro”, se podía haber escrito “Tomás” y así se haría justicia a nuestro conciudadano Tomás Fábregas.

El País Vasco es el que da cancha al director de cine coruñés Roberto Castón para trabajar por los derechos de gays y lesbianas a un nivel que todavía no se ha visto en Galicia. Coruña es, como cabía esperar, la ciudad que no ha querido ver a Roberto ni en pintura.

El primer día apertura de la feria del cómic vinculada a la edición de “Viñetas desde o Atlántico” me pasé por las casetas y en una de ellas, arrinconado en la esquina izquierda me encontré la portada de este cómic que me dio qué pensar. Ley la reseña y me certifiqué en mis sospechas y mucho más. Buscaba cómics que reflejasen el mundo gay y lo cierto es que, más allá del típico Ralf Köning, así, a primera vista, no me tropezaba con más.

Lo compré viendo ya que la historia que nos contaba bien podía haber reflejado la vida del coruñés Tomás Fábregas, lo cierto es que no me imaginaba hasta qué punto se darían los paralelismos. Eso sólo lo pude ir descubriendo a medida que avanzaba en su lectura.

Pedro Zamora es un niño nacido en Cuba cuya familia toma la decisión de abandonar la isla por necesidad, por la necesidad de vivir en libertad (Tomás Fábregas toma la misma decisión, abandonar Coruña por el repudio que en su familia hay hacia los homosexuales, me lo contó su hermana, claro, con palabras más dulces). Crecerá en Miami y siendo muy joven (17 años) pilla el sida. Lejos de amilanarse decide, con una condena a muerte en espera de ejecución, dedicarse a luchar contra el sida (Tomás Fábregas también contrajo el sida en Estados Unidos y también se dedico a luchar contra él y las discriminaciones injustas que generaba, también estaba condenado a muerte). A Pedro se le da la opción de “saltar a la fama” en su labor participando en un realiti televisivo que se grabó en San Francisco (También en San Francisco realizó Tomás la mayor parte de su labor social aunque la fama para él sobrevino cuando tuvo que viajar a Amsterdam a un congreso mundial de sida y para poder entrar de nuevo en el país tuvo que retar a la todopoderosa administración Bush). Pedro murió el 13 de noviembre de 1994, (pocos, muy pocos días antes había muerto Tomás, el 22 de septiembre).

Al margen de los paralelismos hay algo en lo que sus vidas fueron antiparalelas: en las familias. La de Pedro se volcó con él y parece evidente que no han intentado boicotear cuanto de bueno se haya intentado hacer por su memoria (la familia de Tomás ha intentado lo que estaba en sus manos para borrar la memoria de su hijo, de ello doy fe ahora mismo como ya la he dado a lo largo de este blog).

No tengo el más mínimo derecho a hacerlo pero yo dedico este cómic a la memoria de Tomás en tanto nadie se digne preparar un trabajo digno sobre su historia, por eso he hecho una pequeña selección de las páginas del mismo y las presento en este blog. Haced el esfuerzo de la trascripción del nombre de Pedro a Tomás y puede que podáis entender lo que significó la vida de este hombre.

 

 

Judd Winick - Pedro y yo - 00 - Portada

Judd Winick - Pedro y yo - 19

Judd Winick - Pedro y yo - 30

Judd Winick - Pedro y yo - 43

Judd Winick - Pedro y yo - 49

Judd Winick - Pedro y yo - 50

Judd Winick - Pedro y yo - 51

Judd Winick - Pedro y yo - 62

Judd Winick - Pedro y yo - 63

Judd Winick - Pedro y yo - 149

Judd Winick - Pedro y yo - 166

Judd Winick - Pedro y yo - 181

Judd Winick - Pedro y yo - 184

Judd Winick - Pedro y yo - 185

Esquela por la muerte de Tomás Fábregas   Leave a comment

     Supe de esta esquela por la narración de un amigo de Tomás que todavía la recuerda como un insulto a nuestro heróe. Han pasado más de 14 años y no se le ha olvidado que el gran amigo de Tomás, y en cierto momento novio, no figura en ella pese a haber sido la persona que se tomó la molestia de dejar la ciudad donde vivía para cuidar a Tomás hasta sus últimos momentos. En su lugar aparece el nombre de Elizabeth Quintana como esposa de Tomás. Según este muchacho coruñés la boda fue un apaño para que a Tomás le diesen la nacionalidad americana y no pudiesen expulsarlo del país. Yo me lo creo a pies juntillas, sobre todo porque Tomás se había declarado públicamente homosexual (periódico “El País” en este mismo blog) y porque en la carta manuscrita de Tomás, en la que cuenta las cosas importantes de su vida en los últimos tiempos y cercano ya el día de su muerte, la tal Elizabeth ni aparece.

     Pues bien, esta señora, que no es nadie, es a la que pone la familia de Tomás en la esquela. Claro, se trataba de engañar a todo el mundo y que los vecinos no recordasen que el fallecido de la familia Fábregas había sido “maricón” y “sidoso”. Un insulto en toda regla a la memoria de Tomás. Lo lamentable del caso es que este insulto no han dejado de repetirlo siempre que han podido, como bien queda en evidencia a lo largo de este blog. pero bueno, ahora, por lo menos, conocemos los nombres concretos de los cafres de la familia de Tomás.

Para ellos desprecio y olvido eterno.

 

Publicado marzo 19, 2008 por futbolgay en Coruña, Heroes, Homofobia, Homosexuales

Milhomes y Tomás Fábregas. Varios.   Leave a comment

10.- MILHOMES Y TOMÁS  FÁBREGAS.

 

 VARIOS  

——2003-11-16.- Se fecha este día la carta que envié a Josefina Valiñas, trabajadora del Servicio de Medicina Interna B, del Hospital Juan Canalejo. A esta mujer la conocí en la presentación del acto de homenaje a Tomás Fábregas en el Forum Metropolitano. Por ella supe que hubo una lista de teléfonos de Tomás que pretendían que no se olvidara la grandeza de este hombre y de ella recibí la propuesta de reunirlos para recuperar ese ideal. Me dirigí a ella para recordárselo y tratar de aprovechar la buena disposición de la concejala Carmen Marón por aquellos días.

No obtuve ninguna respuesta a esta carta.

 

——2005-06-07.- El periódico “La Opinión” menciona brevemente a Tomás Fábregas en un artículo en el que se da cuenta del cumplimiento de los 20 años de la existencia del SIDA en A Coruña.

 

——2006-06-03.- Este día envié un comunicado de prensa, a título personal toda vez que en este momento el colectivo “Milhomes” no existía, para intentar que los medios de comunicación se acordasen de Tomás al cumplirse los 25 años del SIDA en el mundo. En él criticaba la desidia del Ayuntamiento de A Coruña.

No me consta que saliese publicado nada al respecto.

 

——2006-11-00.- El periódico de carácter mensual “Canal de opinión – NW” me concedió el privilegio de dedicar toda una página a glosar la figura de Tomás Fábregas.

 

—–2006-11-29.- Este día recibí la llamada del colaborador de TVE, Juan Luis Soter, pidiéndome ayuda para ponerse en contacto con la familia Fábregas pues quería hacer un reportaje para el día Mundial del Sida (1 de diciembre). Le facilité los datos que me pedía y le encarecí que no mencionara al colectivo “Milhomes” pues eso podría poner en peligro su pretensión, pues a la familia le producía escalofríos que se hiciese mención de Tomás como homosexual. Pues ni con esas. A los pocos días volví a hablar con este hombre y me dijo que no hubo reportaje porque la familia se negó en redondo a participar.

 

—–2007-05-28.- Este día envié el último recordatorio a Juan Antonio Herrero Brasas para que no se olvidara de que la memoria de Tomás debía estar presente y no se le debía relegar al olvido así como así. Queda en evidencia que hubo intercambio de información previa que no queda reflejada en esta memoria.

Cumplió Juan Antonio con lo dicho de una manera que no era la que yo esperaba. Por mi parte hacía cuenta de que un día cualquiera, en el periódico “El Mundo”, vería uno de esos grandes artículos de colaboración de Juan Herrero dedicado íntegramente a glosar la historia de Tomás, pero no fue así. En su lugar lo que apareció fue una referencia mucho más corta pero en un día mucho más importante: el 30 de junio de este mismo 2007. Importante pues fue la fecha de la convocatoria de la manifestación europea del orgullo gay en Madrid. En esa misma reseña la labor de “Milhomes” también fue enaltecida por Juan Herrero.

  

—–2007-07-25.- Con motivo de haber representado a las lesbianas gallegas en la recepción dada por el presidente de la Xunta de Galicia a colectivos de mujeres, pude publicar una carta al director en “El Correo Gallego” en la que aproveché para recordar la figura de Tomás Fábregas. La recepción aconteció con motivo de ser el 25 de julio el día de la Patria Gallega, curiosamente, también el día que el ayuntamiento de San Francisco decidió dedicar a Tomás en 1992. (Nota: representaba, yo, un hombre, a todas las lesbianas gallegas porque el gabinete del presidente no fue capaz de encontrar una sola lesbiana en Galicia que quisiera y pudiera ir al acto. La vicepresidenta del colectivo “Milhomes” hubiese ido pero al haber televisión podría suponerle un conflicto con su familia por lo que desistió de participar. La recepción que reseño se celebró el día 24).